Como lavar la quinoa

Para poder cocinar y comer la quinoa, es preciso que se lave bien ya antes, en tanto que tiene elementos perjudiciales para la salud de animales y humanos. Mucho cuidado con continuar un procedimiento estricto en tanto que, si no se hace, puede causar graves problemas su ingesta. Prosigue nuestros consejos sobre de qué forma lavar quinoa y vas a poder gozar de todo el sabor de este rico alimento comestible.

Instrucciones

Ya antes de cocinar la quinoa, debes someterla a una lavado estricto que te dejará desproveerla de toda substancia tóxica. Para esto, un buen recipiente y agua natural son los elementos mejor indicados y apropiados.
Antes de seguir, repártelas en un plato y obsérvala con atención. Pasa la mano sobre ella y ve advirtiendo las posibles piedras con las que puede venir mezclada. Sepáralas para iniciar el procedimiento de limpieza de la quinoa.
Introdúcelas en un plato o bien recipiente, llénalo de agua hasta cubrirlas, remuévela bien en este agua y escúrrelas, ahora vuélvelas a cubrir con agua nueva y efectúa exactamente el mismo procedimiento. A poder ser, síguelo efectuando unas cuatro-cinco veces para asegurarte la buena y completa limpieza.
Seguidamente, llena el recipiente con agua nueva y déjalas descansar a lo largo de más o menos una hora, sin tocarlas ni marearlas. Así el agua ejercitará sobre ellas una enorme limpieza.

Una vez pasada la hora, remúevelas bien en este agua y tírala. Poner en remojo bajo el grifo y nuevamente tirar el agua.
Poner un cazo de agua al fuego hasta el momento en que hierva, en ese instante, introducir la quinoa. Dejarla descansar en agua hirviendo a lo largo de cinco minutos, retirarla y también introducir en un segundo cazo de agua que aparentemente está hirviendo paralelo al precedente. Introducir y dejar hervir más o menos unos quince minutos o bien hasta el momento en que el grano se abra.
Dejar descansar en este agua hirviendo el grano abierto. Seguidamente, colar y dejar secar a temperatura entorno. De este modo vas a tener la quinoa limpia y lista para cocinar a tu gusto sin problema médico.

Como lavar la quinua para luego cocinarla

Como lavar la quinua para luego cocinarla

Cocinar quinoa es un proceso simple mas minucioso puesto que anteriormente hay que lavarla realmente bien mudando múltiples veces el agua usando un recipiente. El proceso le va a parecer largo mas no lo es. Realmente, es muy fácil y veloz en el momento en que lo aprende.

Primero, comprobar a ojo de buen cubero la quinoa sobre un plato para separar posibles piedritas en tanto que es un grano muy chiquito que se puede entremezclar con impurezas.

Segundo, lavarla realmente bien múltiples veces batiendo el agua y descartándola.

Tercero, dejarla en remojo una hora o bien más.

Cuarto, pasado el tiempo de remojo, batirla en el agua otra vez con la mano y mudarla de nuevo de agua ya antes de hervirla.

Quinto, poner rebosante agua sin sal a hervir en 2 cuencos afines y cuando empiezan a hervir introducir la quinoa en uno de ellos por 5 minutos, colarla tirando el agua y regresar a ponerla en el agua hirviendo del otro recipiente a lo largo de 15 minutos que es lo que tarda en reventar el grano. Dejar descansar unos minutos absorbiendo agua, colar y dejar enfriar.

Historia de la quinua

Como lavar la quinoa

La quinoa tiene saponinas, substancias tóxicas para los animales y humanos con propiedades similares a las del jabón, tanto que las mujeres centroamericanas habituaban lavarse el pelo o bien la ropa con el agua del remojo. La toxicidad depende del nivel de saponinas de la pluralidad que vaya a consumir, si es menor al 0,11 por ciento son quínoas dulces que son las idóneas mas si es mayor al 0,11 por ciento son quínoas amargas por la enorme cantidad de saponinas y más tóxicas. Yo jamás vi hasta el momento bultos de quínoa que especifiquen en la etiqueta el nivel de saponinas de la pluralidad, con lo que para eludir irritaciones digestibles y otras más frágiles la única cautela que se aconseja es lavarla realmente bien mudando el agua múltiples veces como le expliqué arriba.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *